Oraciones a Santo Toribio Romo

A Santo Toribio Romo se le atribuyen muchos milagros, los cuales han sido concedidos a sus fieles, quienes le dedican una oración a Santo Toribio Romo y le dan gracias por los favores recibidos.

Su nombre completo es Toribio Romo González, y nació en México en 1900, siendo posteriormente asesinado a la corta edad de 27 años. Fue párroco en distintos pueblos de México, donde es recordado por su bondad y devoción eucarística. La fecha en que se conmemora a Santo Toribio es el 25 de febrero y es el patrono de los inmigrantes.

Oración a Santo Toribio Romo

Señor mío,

tú que eres poderoso y compasivo,

que enviaste a Santo Toribio

para derrotar los martirios

de su pasión,

permite que podamos permanecer

invencibles ante los ataques

de nuestros enemigos.

Por Nuestro Señor Jesucristo

que vive y reina,

por los siglos de los siglos.

Amén.

Oración corta a Santo Toribio

Dios todopoderoso,

que concediste a Santo Toribio

poder luchar hasta

derramar su sangre por la fe,

permite poder soportar

y luchar por las

dificultades que me aquejan,

con coraje caminar hacia ti,

que eres la fuente de vida.

Amén.

Oraciones a Santo Toribio

Oración de peticiones para a Santo Toribio

Santo Toribio,

mártir, poderoso y hacedor

de innumerables milagros,

protector de los migrantes,

protege a quienes están

migrando en este día,



escapando de la pobreza

y la violencia,

acompáñalos y protégelos

de todo mal,

que lleguen a sus destinos,

sanos y salvos,

y que ahí encuentren la paz

que tanto anhelan.

Amén.

Oración poderosa a Santo Toribio Romo

Glorioso Santo Toribio,

que tuviste el privilegio de

conocer el amor de nuestro Señor,

ayúdame a encontrar

el camino para

obtener el amor de Dios,

intercede ante el Señor y

susúrrale mis plegarias,

para que cuide

de mi familia,

y cada día en mi hogar,

este lleno de amor, unión y paz.

Amén.

Oración de fortaleza a Santo Toribio

Señor Nuestro,

que nos enviaste a tu siervo

Santo Toribio,

que luchó hasta alcanzar tu gloria,

ayúdame a seguir su ejemplo,

para poder servir y

ayudar a los más necesitados

con amor y alegría,

por Nuestro Señor Jesucristo.

Amén.




También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *