Oración Poderosa a la Virgen de Santa Marta

La Virgen de Santa Marta es la gran protectora del hogar, y de todos los que viven en él. Su veneración es muy extendida, y habiendo ella conocido personalmente a Jesús, hace que muchos fieles le confíen sus necesidades y padecimientos. A continuación te presentamos dos poderosas oraciones a la Virgen de Santa Marta, además de su historia y algunos otros datos interesantes.

Oración a la Virgen de Santa Marta larga

Buscando la protección del hogar y de la familiar, te presentamos esta oración poderosa a Santa Marta. Recuerda siempre acompañarla de una vela de color verde, para que tu súplica tenga mayor acogida.

Oh! Santa Marta,

tú que tuviste la dicha, la alegría y el honor

de hospedar a Jesús en tu cálido hogar,

de darle lo mejor en tu casa

hospedándolo y atendiéndolo

junto a tus hermanos María y Lázaro,

tú que disfrutaste de la doctrina y conversación

con Jesús nuestro salvador,

te suplico por mí y por mi familia,

para que vivamos en paz y plena armonía,

para que perdure el amor en nuestros corazones

y vivamos en la fe de Dios Nuestro Señor,

y que en nuestro hogar no

caigamos en el pecado, y siempre caminemos

juntos en el amor de Dios.

Protege a mi familia de cualquier

desgracia espiritual o personal.

Ayúdame a cuidar de mi esposo y mis hijos,

concédeme la dicha

de verlos unidos en la vida terrenal,

para que caminemos juntos,

protegidos por nuestra fe,

y algún día volvernos a reunir en el cielo.

En ti confío San Marta, que así sea.

Amén

Corta oración poderosa a Santa Marta

Esta es una variación corta de la oración a la Virgen de Santa Marta para los que buscan protección de su hogar. Recuerda siempre rezar con mucha fe para que se obre el milagro que tanto necesitas.

Oh Santa Marta,

tú que fuiste amiga de Jesús,

patrona del hogar,

ruega a Dios para

que seamos amables y considerados,

para que vivamos siempre

bajo tu palabra.

Llena de amor nuestros corazones,

para que vivamos en el amor,

y lograr ser discípulos

de nuestro Señor Jesucristo.

Amén

Oración a la virgen de Santa Marta

¿Quién es la Virgen de Santa Marta? Conoce su historia

Santa Marta nació en el siglo I, en Betania, cerca de Jerusalén, y murió en Lárnaca, Chipre, en el año 84. Aparece en el Antinguo Testamento, específicamente en los Evangelios de Lucas y de Juan. Ella y su familia eran muy queridos por Jesús. Vivía junto a sus hermanos, María y Lázaro, los cuales acogían a Jesús con todo su amor.

Jesús en sus dos primeros años de apostolado, mayormente la pasó al norte del país, en la provincia de Galilea. Ya en su tercer año del apostolado Jesús y sus discípulos viajaron al sur, a la ciudad de Judea. En Jerusalén Jesús no se encontraba a salvo ya que sus enemigos lo tenían amenazado de muerte, por eso, cuando tenía que ir a Jerusalén, se quedaba en un pequeño pueblo llamado Betania, donde vivían Marta, María y Lázaro, lugar donde Jesús se sentía como en su casa: protegido y amado.

Hay una famosa escena cuando Jesús llegó a la casa de Marta, María y Lázaro, acompañado de sus doce apóstoles, y las santas mujeres (madre de los apóstoles). En esta escena se puede ver a Marta cocinando la comida, arreglando las habitaciones y ofreciéndole agua a los invitados. Mientras Jesús daba instrucciones a sus discípulos, se les unió a la charla María, hermana de Marta, donde aprendió que lo más importante no es lo material, sino las enseñanzas que vienen de Dios, para así lograr alcanzar la salvación eterna. Esta fue su mayor enseñanza.

La Virgen de Santa Marta es la patrona de muchas ciudades, como por ejemplo: en España, donde es patrona en el pueblo Los Molares y en la ciudad de La Albaga, ambas en la provincia de Sevilla, además de la ciudad de Martos, en la provincia de Jaén. También en Ortigueira, a Coruña, es la patrona de la villa, y en Santa Marta de los Barros, Badajoz, es la patrona de la localidad.

En Colombia es la patrona de Santa Marta, departamento de Magdalena. En Francia es la patrona de Tarascón, ciudad en la que queda ubicada la iglesia más importante en honor a ella, la Iglesia de Santa Marta en Tarascón, donde permanecen sus reliquias.

Importancia de rezarle a Santa Marta

A Santa Marta la venera tanto la Iglesia Católica como la Iglesia Ortodoxa, la Iglesia Luterana y la Anglicana. Es importante rezarle a Santa Marta porque ella es la Patrona del Hogar, ya que fue una mujer muy servicial. Marta significa “jefa del hogar”. Pero Santa Marta también es patrona de los hoteleros, de los cocineros, de las empleadas domésticas, de las amas de casa, de los hostales y de las hermanas de la caridad. Alrededor del mundo miles de fieles la veneran cada año en busca de su ayuda para que los guíe y los ilumine con sus aflicciones. Cuando nos entregamos a través de sus poderosas oraciones a Santa Marta, ella responde a nuestras súplicas de forma rápida y efectiva, entregándonos así una inmediata solución y paz.

¿Cuándo rezarle a la Virgen de Santa Marta?

A Santa Marta se le reza cuando tenemos problemas en el hogar, cuando tenemos cosas que solucionar de forma urgente, cuando necesitemos ayuda en el amor, problemas con nuestro esposo o hijos, para dominar o atraer a alguien. Ella siempre nos escucha y atiende a nuestras súplicas de forma urgente.

¿Qué color representa a Santa Marta?

El color que representa a Santa Marta es el verde, por eso cuando rezamos debemos de encender una vela de color verde para iluminar nuestras oraciones poderosas con fe.

Los elementos en la imagen de Santa Marta

A Santa Marta la observamos con una cruz, vestida con una túnica de color azul o verde, y un dragón en sus pies, el cual, cuenta la leyenda, fue vencido por Santa Marta en Tarasca, cuando el mismo amenazaba a la ciudad.

¿Cuál es el día de Santa Marta?

A Santa Marta se la venera el 29 de julio en occidente, y el 4 de junio en oriente. Por eso podemos rezar sus oraciones llenas de fe los días 29 y 4 de cada mes, para que nos conceda nuestras súplicas.

Otras poderosas oraciones a Santa Marta

Oración a Santa Marta para casos difíciles e imposibles Oración poderosa a Santa Marta para alejar enemigos  Novena a Santa Marta


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *