Oración poderosa a San Cipriano

Las oraciones dedicadas a San Cipriano son tan efectivas, que las personas lo invocan para pedir por todo tipo de problemas: desamor, enfermedades, hechizos, brujerías, maleficios, maldiciones, lujuria, envidias, celos, entre otros.

San Cipriano es un santo muy buscado por sus fieles, porque da respuesta urgente y rápida a los problemas, y nunca abandona al creyente que busca estar mejor y sentirse bien. Hay quienes creen que a San Cipriano se le debe rezar los días sábados para que las plegarias tengan más poder.

Oración a San Cipriano

Esta oración milagrosa a San Cipriano se le reza cada día, para que nos proteja y nos cubra de todo lo malo que nos rodea. Para esta oración se recomienda encontrar un lugar donde estemos relajados para orar. Debemos prender una vela de color morado para darle fuerza a nuestra oración, y si lo hacemos con mucha fe, estaremos protegidos de todo mal.

¡Oh San Cipriano!,

te suplico que

me liberes de todo mal.

Haz que se olviden de mi existencia,

y permíteme liberarme de las ataduras

y del daño que me hacen.

Dame salud, bienestar y paz.

 Adorado San Cipriano,

protégeme para que nada

pueda tocarme y lograr salir victorioso de

mis enemigos,

te lo pido con toda humildad.

Escucha mi oración con urgencia,

en ti confío.

Amén

Oración corta a San Cipriano

Con esta oración corta a San Cipriano lograremos estar protegidos nosotros y nuestra familia. Tenemos que rezarla cuando nos levantamos, para que nos resguarde durante el día, y antes de acostarnos, para darle gracias a San Cipriano por el día que tuvimos. Se recomienda que una vez a la semana se encienda una vela de color morado, para darle gracias por acompañarnos y cuidarnos todos los días, ya que no sólo se trata de pedir, sino también de agradecer por lo que tenemos.

¡Bendito San Cipriano!,

entusiasta cristiano

en la época de los romanos,

escritor y seguidor de Jesús,

guíanos para ir por el camino correcto de la fe,

al igual que lo hiciste tú,

para que con tu ejemplo

logremos vivir en paz y armonía.

Amén

Oración a San Cipriano

¿Quién es San Cipriano? Conoce su historia

Tascio Cecilio Cipriano, es el nombre verdadero de San Cipriano, quien nació cerca del año 200 de nuestra era, dentro de una familia económicamente bien acomodada. Se cree que nació en la parte norte del continente africano, específicamente en una ciudad llamada Cartago, la cual estaba ubicada dentro de lo que hoy es Túnez.

Fue un personaje muy importante dentro de lo que se conoce como la iglesia primitiva, denominación que se le da al periodo del cristianismo entre la ascensión de Cristo, en el año 30, y la celebración del Primer concilio de Nicea, en el año 325. San Cipriano fue el autor de varios escritos, como: “La carta a Donato sobre la gracia de Dios”, “Testimonia ad Quirinum”, “De lapsis”, “De catholicae ecclesiae unitate”, “Quod idola dii non sint”, “De mortalitate”, “De dominica oratione”, entre otros, además de más de 80 cartas, que incluyen apuntes éticos y doctrinales.

Se convirtió al cristianismo alrededor del año 245, momento en el que decide repartir parte de sus riquezas a los pobres de su ciudad natal. Es elegido como obispo de Cartago en el año 249, aunque dicha elección tuvo cierto grado de rechazo entre los presbíteros, quienes cuestionaban su buena situación económica.

Para el año 250, el emperador Decio inició una persecución contra los cristianos del norte de África, razón por la que Cipriano decide huir de Cartago, situación que fue catalogada por sus adversarios como una actitud cobarde, pero según él lo hizo para cumplir con el mandato divino, mandato que cumplió dirigiendo a sus fieles desde la clandestinidad con mucha pasión y sensatez.

En el año 251 Cipriano retorna a Cartago, sin embargo, el presbítero Novatus ya había nombrado un nuevo obispo, Felicísimo, razón por la cual Cipriano decide convocar un concilio de obispos, quienes terminan apoyándolo a él y condenando a Felicísimo. Esta circunstancia provoca que sus opositores eligieran un nuevo obispo en Cartago, y otro en Roma, distinto a Cornelio, quien lo apoyaba. Estas tensiones aumentaron años más tarde con la designación de Esteban I como obispo de Roma, quien estableció que Roma estaba por encima del resto de iglesias, idea que no era compartida por Cipriano, lo que provocó la ruptura de las iglesias africanas con Roma, circunstancia que se mantuvo hasta la muerte de Esteban I.

Para el año 256 un nuevo problema se presentó en la vida de Cipriano, y es que el emperador Valeriano inició una nueva persecución contra los cristianos. Se intentó obligarlo a rendir culto a deidades paganas, pero no sólo se negó, sino que además ratificó su fe inquebrantable en Cristo. Por este motivo fue desterrado en el año 257. Un año más tarde, en septiembre del año 258 fue apresado, y sentenciado a muerte. Es así como el 14 de septiembre, frente a una enorme cantidad de personas que se acercaron a observar su martirio, se lleva a cabo su decapitación.

¿Cuándo rezarle a San Cipriano?

Las oraciones a San Cipriano son muy efectivas y poderosas, por eso debemos rezarle cuando necesitemos ayuda para la salud, el dinero, asuntos legales, de amor, protección contra maleficios, brujerías o hechizos. También cuando necesitamos liberarnos de envidias o celos. En todo tipo de peticiones San Cipriano puede ayudarnos, sólo debemos hacer nuestras oraciones con mucha fe, ya que estas son muy milagrosas.

¿Qué color representa a San Cipriano?

El color que representa a San Cipriano es el color morado, por eso, cuando invocamos las oraciones, debemos siempre encender una vela de color morado, para darle luz y poder a la misma.

¿Cuál es el día de San Cipriano?

El día de San Cipriano es el 16 de septiembre.

Otras poderosas oraciones a San Cipriano

Oración a San Cipriano para el amor Oración poderosa para el dinero a San Cipriano


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *