Oración poderosa a San Antonio de Padua

San Antonio de Padua es muy conocido por conceder milagros a sus fieles. Muchas personas a través de los siglos han rezado con fe a San Antonio, y obtuvieron una respuesta milagrosa a sus oraciones. San Antonio también hizo muchos milagros durante su vida, curando desde pequeñas a grandes heridas y enfermedades. Acá le dejamos dos poderosas oraciones a San Antonio de Padua, para que los ayude en sus necesidades.

Oración a San Antonio de Padua

San Antonio es uno de los Santos más buscados por otorgar maravillosos milagros a través de los siglos, gracias al poder que Dios le otorgó. Es el refugio para los que han perdido algo, tanto material como espiritual. Sólo tenemos que orar con fe esta oración a San Antonio de Padua, y él te concederá lo que necesitas. Se recomienda encender una vela roja si pedimos por amor o una vela marrón si hacemos cualquier otra petición.

¡Oh glorioso San Antonio!

famoso por tus milagros,

tú que tuviste la inmensa felicidad

de tener en tus brazos al niño Jesús,

ten misericordia de mi

 y concédeme este favor que

deseo de todo corazón:

________ ( hacer nuestra petición).

Tú que fuiste tan considerado con los pecadores,

no tomes en cuenta mis pecados,

sino que considera la gloria de Dios,

que será derramada a través de ti nuevamente,

para la salvación de mi alma y

concederme este favor que tanto necesito.

Te prometo, de ahora en adelante,

ser más fiel a las enseñanzas del evangelio,

y dedicarme al servicio de los más necesitados.

Bendíceme para tener la gracia de

ser fiel hasta la muerte.

Amén

Oración corta a San Antonio

Según testimonio de los fieles a San Antonio, esta oración nunca falla, siempre que lo que pidamos sea para beneficio espiritual de uno mismo, o para aquellos por los que oramos. Debemos tener presente que San Antonio siempre contesta nuestras plegarias. A veces la respuesta no es la que queríamos, pero sí la que necesitábamos. Esta oración poderosa a San Antonio, debemos rezarla con mucha confianza en que Dios nos proveerá de nuestras necesidades. Siempre es recomendable iniciar el día orando a San Antonio para nuestra protección, y si no podemos en la mañana, debemos encontrar un momento de relajación donde pongamos en práctica nuestra fe y devoción.

¡Oh bendito y adorado San Antonio!

tú que eres el más amable de todos los santos,

que tu amor a Dios es infinito,

y por eso él te hizo digno de conceder milagros,

te suplico que me concedas:

________ (hacer nuestra petición).

Amado San Antonio,

tú que tienes el corazón lleno

de empatía por los necesitados,

pídele al Niño Jesús, que está en tus brazos,

que me conceda lo que tanto anhelo,

la gratitud en mi corazón hacia ti,

será eterna.

Amén

Poderosa oración a San Antonio de Padua

¿Quién es San Antonio de Padua? Conoce su historia

San Antonio, cuyo nombre verdadero era Fernando Martim de Bulhões e Taveira Azevedo, nació en Lisboa, Portugal, entre los años de 1191 y 1195. Sus padres eran María Taveira y Martín de Alfonso, un caballero portugués.

Inició sus estudios de pequeño en la escuela catedralicia local, y luego pasó a la abadía de San Vicente, perteneciente a los agustinos, y ubicada en las afueras de Lisboa. Aquí estudió a profundidad las Sagradas Escrituras y las doctrinas teológicas de la Iglesia católica, aunque su familia se oponía a esta decisión, ya que no estaban de acuerdo con que tomara el camino religioso.

Para evitar la presión de su familia, San Antonio decide renunciar a la herencia familiar que le tocaba, y para el año 1212, ingresa al prestigioso monasterio de Santa Cruz, también de los agustinos, ubicado en Coimbra, donde continúa y profundiza sus estudios religiosos.

Entre 1219 y 1220 ocurrió un hecho que marcó a San Antonio. Un grupo de sacerdotes de la orden franciscana fue asesinado en el norte de África, los restos de estos mártires fueron enviados a Coimbra, donde estaba San Antonio, y fue tal el impacto en su vida, que decidió cambiarse de orden, convirtiéndose en franciscano, y adoptando el nombre religioso de Antonio (en honor a San Antonio Abad). Cabe recordar que la orden franciscana fue fundada por San Francisco de Asís en 1209, por lo que al momento de ingresar San Antonio a esta orden, la misma era muy poco conocida y estaba muy poco extendida.

En 1221 San Antonio participa en el Capítulo General de los franciscanos, y escucha por primera vez en persona a San Francisco. Luego de esto es enviado como sacerdote a Montepaolo, un pequeño pueblo en las montañas. Poco tiempo después, para el año 1222, comienza a predicar en la catedral de Forli, y era tal la calidad y profundidad de sus sermones, que San Francisco decide encargarlo de enseñar teología a los frailes, además de continuar predicando la palabra del Señor.

También es encargado por San Francisco de luchar contra la proliferación de la herejía, y para este fin debe viajar constantemente por el norte de Italia y el sur de Francia, especialmente a ciudades como Bolonia, Padua, Montpellier y Tolosa, donde conversa con personas no creyentes, llevándoles la palabra del Señor.

Para el año 1227 es nombrado provincial de Romaña. También alrededor de esta época, funda una escuela franciscana en Padua. En 1230 solicita retirarse del cargo, ya que no gozaba de buena salud, la solicitud fue aceptada, pero se le pidió que formara parte de una comisión que redactaría al papa Gregorio IX las reglas franciscanas.

Culminada esta asignación, se fue a Padua, donde predicaba con tal devoción, que cada vez más personas acudían a escucharlo, al punto que debió abandonar la iglesia y comenzar a hacer sus sermones al aire libre, para que todos los asistentes pudieran escucharlo. En sus sermones incluía muchas críticas sociales a los problemas de la época, entre los que se incluía la codicia y la usura, logrando gracias a esto que las autoridades decidieran liberar a quienes estaban presos porque no tenían recursos para cancelar sus deudas.

En el año de 1231 sufre de retención de líquido, por lo que para llevar una vida más tranquila se traslada al pueblo de Camposampiero. Pero una vez las personas se enteran de su presencia ahí, acuden en grandes cantidades en busca de sus consejos. Sintiendo que su salud empeora, decide volver a Padua, y en el camino visita el convento de las clarisas pobres en Arcella, donde sorpresivamente muere, el día 13 de junio de 1231.

El papa Gregorio IX lo canoniza el 30 de mayo de 1232, y en 1946 el papa Pio XII lo proclama Doctor de la Iglesia Católica

¿Cuándo rezarle a San Antonio?

Debemos rezarle a San Antonio cuando necesitamos eliminar obstáculos y encontrar objetos perdidos. También para buscar pareja y por necesidades de dinero.

Elementos en la imagen de San Antonio de Padua

¿Qué significan los distintos elementos de San Antonio?

En las imágenes a San Antonio de Padua lo representan con tres elementos importantes que son: el niño Jesús que carga en sus brazos, un libro y lirios blancos.

El niño Jesús en sus bazos muestra los milagros realizados por San Antonio durante su vida, y después de su fallecimiento, donde tuvo la visión del niño Jesús, el libro simboliza la sagrada escritura, y los lirios blancos que vemos en la imagen representan la pureza que lo caracterizó durante toda su vida.

Velas San Antonio de Padua

¿Qué color representa a San Antonio?

El color que representa a San Antonio es el rojo o el marrón. Por eso cuando rezamos por amor a San Antonio debemos encender una vela de color rojo, y para peticiones especiales se enciende una vela marrón.

¿Cuál es el día de San Antonio?

El día de San Antonio es el 13 de junio de cada año, se celebra ese día porque es la fecha de su fallecimiento.


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *