Oración poderosa a San Alejo

San Alejo es el santo patrón de las personas que buscan alejarse de algo, como por ejemplo: las tormentas, la envidia, el mal de ojo, los engaños amorosos, amantes, la brujería, las malas personas o la mala suerte.

Sus oraciones son muy poderosas para lograr terminar con algo que nos está haciendo sufrir y que nos pone tristes. Para que sus oraciones tengan mucho poder, necesitamos orar todos los días, encender velas para agradecer, darle luz y poder a nuestra oración. Y nunca, por más duro que sea el momento por el que estemos pasando, dudar de su poder, y jamás poner en duda nuestra fe.

Oración a San Alejo corta

Esta oración corta a San Alejo debemos hacerla todos los días al levantarnos o acostarnos, para recibir su bendición y estar siempre protegidos de todo lo negativo que nos rodea.

Glorioso y amado San Alejo,

tú que sabes cómo alejar el mal,

te suplico que alejes de mi

a todos mis enemigos.

Aleja a satanás, a los mentirosos,

y a los que me hacen brujerías.

Aléjame tanto, que jamás

puedan encontrarme.

¡Oh San Alejo!

confió en tu poderosa protección,

líbrame de todo mal.

Amén

Oración Poderosa a San Alejo larga

Debemos acostumbrarnos a rezar a San Alejo cada día su poderosa oración, sin importar si es en la mañana o en la noche. Siempre debemos invocarlo y jamás olvidarnos de él, para que nunca deje de protegernos y que siempre tengamos su protección ante cualquier mal que traten de hacernos. Se aconseja siempre llevar con nosotros una estampita de San Alejo para que nos ilumine y guíe en todo momento.

¡Oh venerado San Alejo!

tú que siempre sabes cómo alejar

el mal que nos rodea,

y a todos los enemigos,

te suplico que alejes de mi

a todos mis enemigos,

haz que se olviden de mi.

También te pido que me alejes de

los hechiceros y del pecado,

y a todo el que se me acerca sólo

para hacerme daño.

San Alejo,

protégeme de los malos pensamientos,

acércame a mi fe,

para sentirme arropado por ti

y sólo rodearme de cosas positivas.

Dejo en tus manos mi petición,

sé que me darás una pronta respuesta.

Amén

Oración poderosa a San Alejo

¿Quién es San Alejo? Conoce su historia

San Alejó nació en Roma, por eso es conocido como San Alejo de Roma, aunque algunos también lo llaman San Alejo Mendigo. Era hijo de patricios romanos. A pesar de haber contraído matrimonio demasiado joven, decidió abandonar su hogar para dedicar su vida a Cristo. San Alejo ha sido conocido como ‘El hombre de Dios’, ya que en los 17 años que se mantuvo en Edessa, inspirado por su fe, se impuso la misión de ayudar a todos todos los pobres, proporcionándoles lo que le quedaba de su fortuna y haciendo uso de sus conocimientos para cumplir la labor de médico.

Luego de transcurrir este período de tiempo regresó a Roma, donde vivió durante aproximadamente 17 años. Como había cambiado tanto, su familia no pudo reconocer que él era la persona que estaba viviendo casa de ellos. En este período de tiempo tuvo que soportar las humillaciones de los trabajadores del lugar, a medida que escuchaba los llantos y quejidos de su hermana y padre, quienes suplicaban por su regreso y, por otro lado, su padre hablaba sobre la localización de San Alejo –que resultaba imposible de lograr-.

Al momento de su muerte, San Alejo dejó una carta que fue leída, y en ese entonces, su familia pudo reconocerlo. Este descubrimiento los tomó por sorpresa, ya que desconocían el origen de la persona a quien tenían viviendo bajo el mismo techo. El culto en su nombre inició en Siria en el período del siglo IX.

El Imperio Bizantino fue el lugar que marcó la expansión del culto a San Alejo. De hecho, únicamente a finales del siglo X se logró encontrar registros relacionados a él. El legado de fidelidad que ejemplifica San Alejo ha sido la muestra más evidente de su aporte al catolicismo. En los países de América es muy común visualizar capillas hechas en honor al santo, en las cuales se reúnen con el objetivo de venerarlo y plantear sus preocupaciones.

Las obras de San Alejo son el testimonio más claro de lo efectivo que resultan las imploraciones que puedan aplicarse al mismo. Sólo es cuestión de focalizar la fe desde la percepción de recibir a futuro una pronta respuesta a las demandas planteadas.

¿Cuándo rezarle a San Alejo?

Debemos recurrir a San Alejo cuando tenemos la necesidad de alejar de nuestra vida a amantes, personas de malos sentimientos, deshacernos de malas energías, negatividad o romper con magia negra, ya que las oraciones a San Alejo tienen mucho poder para romper con lo malo y lo negativo.

También podemos rezar las oraciones de San Alejo para distintas intenciones, por ejemplo para acercar a las personas a su fe, en momentos difíciles donde la angustia y el desasosiego nos invade, cuando no sabemos cómo enfrentar las dificultades que se nos presentan en la vida. En esos momentos San Alejo recurrirá en nuestra ayuda si le pedimos con mucha fe.

Muchas personas que tienen confusiones matrimoniales o temen tomar alguna decisión que involucre la tranquilidad de su relación, suelen ser algunos de los que solicitan apoyo a San Alejo.

Al momento de hacer nuestras peticiones a San Alejo, debemos estar en un ambiente relajado, prender una vela color lila o morado, y ponerla frente a una estampita de San Alejo, para que nuestras plegarias sean más espirituales, y orar con mucha fe y devoción.

vela a San Alejo

¿Qué color representa a San Alejo?

El color de San Alejo es el lila o morado, el cual nos ayuda a terminar con todas las malas vibras. Por eso las velas que debemos encender a San Alejo deben ser de color lilas o moradas, si queremos acabar con lo negativo.

¿Cuál es el día de San Alejo?

El día de San Alejo es el 17 de julio para la Iglesia Católica, y el 17 de marzo para la Iglesia Ortodoxa.

Otras poderosas oraciones a San Alejo

Poderosa oración a San Alejo para separar


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *