Oración a San Judas Tadeo para conseguir dinero urgente

Con esta oración a San Judas Tadeo para obtener dinero urgentemente lograremos que nuestras finanzas mejoren. Cuando nos encontramos en una situación desesperada, porque el dinero no nos alcanza, lo primero que debemos hacer es calmarnos y entregarnos a la fe mediante oraciones milagrosas.

San Judas siempre nos escucha y nos da respuesta a nuestras plegarias, ya que es el patrono de las causas desesperadas.

Oración poderosa a San Judas Tadeo para conseguir dinero urgente

¡Oh San Judas Tadeo!

apóstol de Cristo y admirado mártir,

gran mediador de los problemas

difíciles y desesperados,

hoy vengo a ti con mucha

fe y devoción para pedir tu ayuda.

Me siento triste y agobiado

por los problemas de dinero

que estoy teniendo,

tú que eres el Santo de los desesperados

y mi incansable protector,

protege mi alma, cuerpo,

mente y corazón,

en estos momentos de vulnerabilidad.

Te suplico que me ayudes

y escuches mi sincera oración,

para que mi fe no sea en vano,

y como patrono de los desesperados

calmes mi desesperación urgentemente.

Para que a través

de tu divina intercesión

encuentre una solución

rápida a mis problemas,

que mis abrumadoras



necesidades desaparezcan,

que consiga dinero

rápido y urgente,

para lograr hacer frente

a mis deudas,

pagos adeudados

y poder llevar con dignidad

el sustento a mi hogar,

y volver a vivir con tranquilidad y paz.

San Judas Tadeo,

te ruego que me ayudes con:

________ (hacer la petición),

cúbreme con tu presencia

y toda la fuerza de Dios,

protégeme a mí y a mi familia

para que volvamos a vivir en paz,

que consiga la liberación de las deudas,

prosperidad, trabajo y salud,

que el bienestar entre en mi hogar

y se quede por siempre.

San Judas Tadeo,

prometo venerarte

y agradecerte el resto de mi vida

por los milagros concedidos.

Amén.

oración a san judas tadeo para conseguir dinero urgente

Al finalizar esta poderosa oración a San Judas para obtener dinero urgente, debemos rezar dos Padre Nuestros, dos Ave Marías y dos Credos. Es muy importante que recemos en un lugar tranquilo, para poder poner todos nuestros sentimientos en la oración, y se recomienda encender una vela color verde para acompañar nuestra súplica.




También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *