Novena a San Miguel Arcángel

Acá dejamos esta poderosa novena a San Miguel Arcángel, la cual deberá ser rezada durante nueve días seguidos, sin importar el día que comencemos. Lo importante es continuarla durante los nueve días consecutivos, rezando con mucha fe y devoción hacia San Miguel.

Cuando necesitamos con urgencia superar un momento difícil en nuestra vida, como puede ser un episodio de depresión, angustias, miedos, pérdidas, ansiedad, problemas familiares, o si necesitamos ayuda para tomar una difícil decisión o sanar una enfermedad, o ante la falta de trabajo, o cuando necesitamos encontrar consuelo, estamos frente a falta de amor o cualquier problema por más grande o pequeño que sea, es muy importante invocarnos en nuestra fe y rezar esta novena a San Miguel Arcángel para que nos ayude y nos guie mientras atravesamos malos momentos.

Novena a San Miguel Arcángel

Primer día

San Miguel Arcángel,

príncipe de las milicias celestiales,

tú que eres el elegido de Dios

para acabar con el enemigo

y ayudar en su plan de salvación terrenal,

libera al mundo de todo mal.

Te pido por:

el mal y el odio del mundo,

y que envíes paz donde exista guerra,

perdón donde haya venganza y odio,

acuerdos en donde haya desacuerdos,

y hermandad donde gobierne el egoísmo.

San Miguel Arcángel, protégenos del mal.

Amén.

 

Rezar un Ave María, un Padre Nuestro y un Gloria.

 

Segundo día

San Miguel Arcángel,

príncipe de las milicias celestiales,

tú que eres el elegido de Dios

para acabar con el enemigo

y ayudar en su plan de salvación terrenal,

libera al mundo de todo mal.

También te pido por:

la liberación de la iglesia,

de todo compromiso con el poder,

por la avaricia del dinero y bienes materiales,

por el egoísmo entre creyentes,

y por la tentación de usar el poder

en contra del cristianismo.

Te pido para que le otorgues

santidad a los pastores y fieles,

por el Papa, los obispos, los sacerdotes y

por el pueblo santo de Dios,

para que tengan una plena comunión.

Que se multiplique la caridad,

y el servicio por los más necesitados.

San Miguel Arcángel, protégenos del mal.

Amén.

 

Rezar un Ave María, un Padre Nuestro y un Gloria.

 

Tercer día

San Miguel Arcángel,

príncipe de las milicias celestiales,

tú que eres el elegido de Dios

para acabar con el enemigo

y ayudar en su plan de salvación terrenal,

libera al mundo de todo mal.

También te pido por:

las familias,

por sus divisiones, divorcios,

engaños, mentiras, separaciones,

violencia familiar, ira y abortos.

Para que dejen de pensar tanto en lo material,

el físico, la moda y la frivolidad de la vida.

Te pido para que

se centren en el amor, la unión, la fidelidad,

la paciencia, compresión, armonía,

el amor por la familia, la paz,

el trabajo, la oración y la fe a Dios.

San Miguel Arcángel, protégenos del mal.

Amén.

Rezar un Ave María, un Padre Nuestro y un Gloria.

San Miguel Arcángel novena

Cuarto día

San Miguel Arcángel,

príncipe de las milicias celestiales,

tú que eres el elegido de Dios

para acabar con el enemigo

y ayudar en su plan de salvación terrenal,

libera al mundo de todo mal.

Te pido por:

los jóvenes,

libéralos del poder del mal,

del pecado, del exceso de diversión,

del sexo, alcohol, dogas y esclavitud,



de su idolatría en sí mismos,

que los distancia de la iglesia,

la oración y el amor a Dios.

Llena sus corazones

de amor, voluntariado y oración,

para que construyan un futuro mejor

a través de la fe.

San Miguel Arcángel, protégenos del mal.

Amén.

 

Rezar un Ave María, un Padre Nuestro y un Gloria.

 

Quinto día

San Miguel Arcángel,

príncipe de las milicias celestiales,

tú que eres el elegido de Dios

para acabar con el enemigo

y ayudar en su plan de salvación terrenal,

libera al mundo de todo mal.

Te pido por:

los ancianos,

quítales las ganas de rendirse,

 del cansancio a la oración, a la misa

y a la vida misma.

Te pido que:

les des esperanzas,

que entiendan el valor de las dificultades,

paciencia y aceptación a sus enfermedades,

y le devuelvas la fe en Dios y la Iglesia.

San Miguel Arcángel, protégenos del mal.

Amén.

 

Rezar un Ave María, un Padre Nuestro y un Gloria.

 

Sexto día

San Miguel Arcángel,

príncipe de las milicias celestiales,

tú que eres el elegido de Dios

para acabar con el enemigo

y ayudar en su plan de salvación terrenal,

libera al mundo de todo mal.

Te pido por:

los niños,

por sus miedos, inseguridades, ansiedades,

decepciones, tristezas,

por las peleas familiares,

por la violencia que ven día a día.

Te pido que les des:

amor, paz, bondad en sus corazones,

oración, respeto por sus padres y

adultos mayores.

San Miguel Arcángel, protégenos del mal.

Amén.

 

Rezar un Ave María, un Padre Nuestro y un Gloria.

 

Séptimo día

San Miguel Arcángel,

príncipe de las milicias celestiales,

tú que eres el elegido de Dios

para acabar con el enemigo

y ayudar en su plan de salvación terrenal,

libera al mundo de todo mal.

Te pido por:

los pecadores,

por sus vicios, malos hábitos,

sus mentiras, su indiferencia de Dios,

los placeres, el dinero, la venganza, la violencia,

la idolatría al sexo y la ira.

Te pido que:

tengan más amor por Dios,



se acerquen a él todos los días,

y no pierdan la luz de la esperanza.

San Miguel Arcángel, protégenos del mal.

Amén.

 

Rezar un Ave María, un Padre Nuestro y un Gloria.

 

Octavo día

San Miguel Arcángel,

príncipe de las milicias celestiales,

tú que eres el elegido de Dios

para acabar con el enemigo

y ayudar en su plan de salvación terrenal,

libera al mundo de todo mal.

Te pido por:

los creyentes,

por su pereza, egoísmo,

soberbia, habladurías, críticas y orgullo.

Te pido que:

sean personas de bien,

siempre estén disponibles para

sus familias, los pobres y la iglesia.

San Miguel Arcángel, protégenos del mal.

Amén.

 

Rezar un Ave María, un Padre Nuestro y un Gloria.

 

Noveno día

San Miguel Arcángel,

príncipe de las milicias celestiales,

tú que eres el elegido de Dios

para acabar con el enemigo

y ayudar en su plan de salvación terrenal,

libera al mundo de todo mal.

Te pido que:

libres nuestras almas del purgatorio,

del sufrimiento físico,

de todo dolor espiritual,

del desconsuelo por el abandono

de la familia y de los lujos en vano.

Te pido que:

tengamos más amor por Dios y la iglesia,

haya más participación en las misas,

sintamos la compañía de la familia,

podamos hacer más obras de caridad,

hagamos más oración diariamente

y por nuestro descanso eterno.

San Miguel Arcángel, protégenos del mal.

Amén.

Rezar un Ave María, un Padre Nuestro y un Gloria.




También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *