Novena a San Judas Tadeo

Esta poderosa novena a San Judas Tadeo nos anima a sacar todo aquello que nos pesa en el corazón, esas cosas que llevamos por dentro y que no nos dejan vivir en paz y tranquilidad. Todos alguna vez en la vida hemos necesitado ayuda, y San Judas Tadeo, patrono de las causas desesperadas, siempre nos escucha y nos da respuesta a nuestras necesidades, sin importar si los problemas son de pareja, de trabajo, de familia, de salud, de dinero, o cualquier otro tipo de necesidad o problema por el que estemos atravesando.

San Judas es un Santo que siempre acude a nuestro auxilio en momentos de desesperación, sólo debemos tener mucha fe en sus milagros. Siempre es bueno recordar que nunca debemos dejar de agradecer todo lo que San Judas Tadeo ha hecho por nosotros, para esto debemos encender una vela en su honor, o rezarle todos los días.

Esta novena se debe hacer durante nueve días seguidos, durante los cuales tenemos que rezar la misma oración todos los días, y encender una vela de color verde, que es el color que representa a San Judas Tadeo. Es aconsejable que oremos frente a una imagen de San Judas Tadeo.

Novena a San Judas Tadeo

Glorioso San Judas Tadeo,

fiel servidor y amigo de Jesús,

muchos te han olvidado

por culpa del traidor,

pero los fieles

y la iglesia te honra e invoca

como patrón de los casos

difíciles y desesperados.

Te ruego que ores por mí

que soy tan miserable,

envíame la ayuda

que tanto necesito,

lo antes posible,

me siento desesperado

y sin fuerzas para seguir.

Acude a ayudarme

ante esta gran necesidad,

para que pueda tener consuelo

y ayuda del cielo,

en mis sufrimientos y necesidades,

en particular esto que tanto me aflige:

________ (hacer nuestra petición).

Te prometo San Judas,

que siempre tendré en cuenta este favor

y jamás dejaré de honrarte.

San Judas, ruega por mi y por todos

lo que acuden en tu ayuda.

Amén

Rezar un Padre Nuestro, un Ave María y tres Gloria todos los días de la novena. Que el Señor los bendiga y les conceda lo que tanto necesitan.


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *